Mikhail Tahl

Mikhail Tahl (09 de noviembre de 1936 - 28 de junio de 1992), nacido en Riga, Letonia, de padres judíos, fue el octavo campeón del mundo de ajedrez.. Conocido como el mago de Riga o el brujo de Riga, destacó desde muy joven por su gran capacidad para crear ataques tácticos y combinaciones sorprendentes y, a menudo muy arriesgadas. Su peculiar estilo lo ha convertido en uno de los jugadores legendarios de la historia del ajedrez.

Tahl aprendió el juego en la infancia viendo las partidas que jugaba su padre, un médico, en el salón familiar, pero sólo jugó a los 17 años su primera partida contra un gran maestro. Apenas seis años después, ya era campeón del mundo, por lo que su progreso fue extraordinario. Obtuvo un segundo puesto en el campeonato letón de 1954, junto con el título de maestro de la URSS, tras ganar al campeón bielorruso Saigin. Tuvo otro éxito al triunfar en la semifinal del campeonato de la URSS individual. Hacia 1956, quedó a un punto de los vencedores, y en el año de 1957, Tahl quedó quinto ex aequo en la semifinal, algo lejos del futuro campeón del mundo Tigran Petrossian.

Diversas victorias le ayudaron a consolidarse en la cumbre: ganó el campeonato soviético en 1958 ( 12,5 de 18), luego el interzonal de Portoroz el mismo año y finalmente, al coronarse campeón del torneo de candidatos disputado en Yugoslavia en 1959, obtuvo el derecho a disputar el campeonato del mundo. Incluso precedido por sus victorias (había conseguido, además, el primer lugar en Zurich 1959 con 11,5 de 15 por delante de Fischer, Gligoric y Keres, sumado a 13,5 de 15 en la olimpiada de Leipzig 1960), fue una gran sorpresa cuando, en 1960, a la edad de 23 años, Tahl derrotó al posicional y estartégico Mikhail Botvinnick en este encuentro, con lo que se convirtió en el campeón del mundo más joven de todos los tiempos (hasta que Kasparov lo superó, ganando el título a los 22 años en 1985). Botvinnick ganó el encuentro de revancha a comienzos de 1961, donde Tahl tuvo que doblegarse aparentemente por problemas de salud, 8 -13. Meses más tarde ganó el torneo de Bled, delante de Fischer.  Debido a su precaria salud tuvo que retirarse de varios torneos, como el de candidatos de Curazao.

Su salud le siguió pasando malas pasadas en los siguientes años, pero aún así, consiguió excelentes resultados. Entre ellos, se encu7entra la racha de 83 partidas sin ser derrotado en 1973 y 1973 (ganó cinco torneos consecutivos en ese período, incluyendo un campeonato soviético) y el primer puesto ex aequo con Anatoli Karpov, en torneo de las estrellas de Montreal de 1979.

La participación de Tahl fue muy esperada en el interzonal de Leningrado, pero se hundió con apenas 8,5 puntos de 17, detrás de jugadores como Korchnoi y Karpov. En 1973 quedó noveno en el campeonato de la URSS, y en 1975 no consiguió clasificar para el torneo de 1976. En el período de 1978-1979, ganó varios torneos, como el campeonato de la URSS, y el Tierra de los Hombres. Asimismo se impuso en el interzonal de 1979, pero a lo largo de los torneos de 1980, perdió en los cuartos de final, derrotado por Polugaievski, 3-0. En 1988 ganó el único campeonato de ajedrez relámpago que se ha organizado.

Enfrentó serios problemas de salud, y se sometió a diversos tratamientos que le provocaron dependencia a la morfina, pero Tahl afirmaba jocosamente que no era morfinómano sino chigorinómano ( haciendo referencia a Chigorin, fundador de la escuela rusa en el siglo XIX, en oposición a Morphy, considerado en esos tiempos el mejor jugador del momento). Consideró al ajedrez más un arte que una ciencia, y toda su vida fue un apasionado de las combinaciones de ataque. Fue enterrado en el cementerio judío de Riga, tras fallecer en un hospital moscovita en 1992, a la edad de 55 años.

 

A continuación, una partida de Tahl cuando tenía 17 años y ya comenzaba a crear magia en el tablero.

 

 


Juegan las blancas y ganan

 

Tahl - Benko

Amsterdam, 1964

Tahl - Suetin

Tahl - Zaitsev

Moscú, 1969.