Introducción

El problema de ajedrez por sus características tan particulares constituye una especie de momento final de una partida de ajedrez, vale decir se prescinde de las jugadas iniciales y de todo trabajo previo de estrategia y de táctica que ello significa para limitarse a una suerte de posición ideal donde nos encontramos a pocas jugadas del mate, además el compositor al permanecer ajeno a la tensión y al límite de tiempo de la partida en vivo, puede avocarse con dedicación absoluta a su labor de inventiva.

Por otra parte la composición ajedrecística realza la expresión más hermosa de este juego como arte, a diferencia de la partida de torneo que agrega la lucha como ingrediente predominante, quizás podría decirse que la composición es una disciplina tan distinta al ajedrez de competencia, como lo es la poesía de la novela o de la historia, el jugador es un combatiente, el compositor un artista creador.

El presente trabajo solo pretende difundir alguno de los temas de mate mas importantes de un problema de ajedrez.

 

René Torres Araneda.