Atracción

 

La atracción es un elemento táctico que consiste en atraer favorablemente una pieza rival (por lo común el rey) a una casilla en particular. La atracción tiene una gran semejanza con el tema de la desviación.

Veamos el siguiente ejemplo:

 

Szabo - Bronstein

Zurich, 1953.

 

En la partida Szabo - Bronstein las blancas jugaron: 1.Td8!! atrayendo la dama a la casilla d8, la partida continuó 1..., Dxd8  2.Dh8+, Rf7  3.Dxd8 las blancas capturan la dama negra gracias a la jugada de atracción  realizada por la torre, de no haberse realizado esta jugada las negras al mover su rey la hubieran defendido. La partida siguió así: 3..., g5  4. Th6 y las negras se rindieron. 1-0.

 

A continuación una partida en donde el concepto de atracción llega a su máxima expresión.


juegan las blancas y ganan

 

Klompus - Vinklazh

Correspondencia, 1958.

Taimanov - Golombek

Estocolmo, 1952.

Tayar - Bradley

Birmingham, 1963.